2021: Lo bueno y lo malo

El 2020 fue todo un caos para las empresas en México. ¿Este 2021 será más de lo mismo?

Sin duda, existen retos que podrían retrasar la reactivación económica del país, pero también oportunidades que podrían aprovechar los empresarios.

Por esta razón, te compartimos algunos puntos que deberías tomar en cuenta para prepararte en este 2021:

1.- La vacuna contra el COVID19

Lo bueno

Ya hay una vacuna en contra del virus, y con ello la esperanza de acabar con los confinamientos y sus efectos negativos sobre las empresas. Somos el primer país en latinoamérica en comenzar la vacunación, lo que supone una ventaja frente a otras naciones.

Lo malo 

Si bien cabe la posibilidad de un regreso a ‘normalidad’ este año, esto no será de la noche a la mañana. Algunos analistas estiman que la contención del COVID19 podría darse en el segundo o tercer trimestre de 2021, lo que implicaría una lenta reactivación económica en el país.

2.-El tratado de libre comercio con EU y Canadá

Lo bueno

México es uno de los principales socios comerciales de Estados Unidos. Según la secretaría de Economía, somos el primer lugar en exportaciones hacia este país con el 14% del total. 

Con la entrada en vigor del T-MEC, en julio del año pasado, México tendría un gran potencial para la reactivación de muchos de sus sectores económicos debido a un posible incremento en la demanda de productos y servicios hechos en México.

Lo malo

Estados Unidos tiene un gran reto en la vacunación de su población. En la medida en que se contenga el virus se retomará el ritmo de comercialización con otros países, en especial con México.

Por otra parte, los estímulos fiscales y económicos por parte del gobierno mexicano jugarán un papel importante en una reactivación de la economía del país. Situación que aún genera incertidumbre.

3.- El financiamiento a empresas por parte de las fintech

Lo bueno 

El crédito empresarial durante el 2021 será un factor importante en la reactivación de miles de empresas mexicanas.

Las fintech están tomando mayor relevancia en este aspecto, como Credijusto que sigue apoyando a las empresas mexicanas con crédito y arrendamiento en plena pandemia.

Lo malo

La banca tradicional simplemente cerró la llave del financiamiento y se reactivará en la medida que el riesgo derivado de esta incertidumbre se reduzca, y en algunos casos, cuando la cartera vencida se recupere.

La entrega de créditos nuevos a los empresarios este 2021 se podría ver presionada, pero hay oportunidades en el sector fintech como Credijusto.

4.- El ecommerce para atraer clientes

Lo bueno

Muchos clientes se están adaptando a las compras en línea, lo que supone una gran oportunidad para las empresas de atacar este canal de ventas.

Según la Asociación Mexicana de Ventas Online, 2 de cada 10 comercios crecieron un 300% en sus ventas gracias al e-commerce en 2020 y estima que en 2021 estas empresas crezcan 30% más gracias a estas plataformas.

Lo malo

Las empresas necesitan de liquidez para migrar parte de su ventas a este canal, lo que implica una inversión que podría mermar sus finanzas en el corto plazo. La solución es el financiamiento.

Sin embargo, la banca tradicional ha pausado el crédito hacia las empresas. Por lo que, los empresarios tendrán que tener en cuenta otras opciones como las fintechs.

Sin importar lo que ocurra en el 2021 Credijusto seguirá apoyando a las empresas mexicanas con créditos y arrendamientos para aprovechar las oportunidades de negocio.