3 tips para ayudar a enfrentar el cansancio emocional en tu empresa

El cansancio emocional está en la base del agotamiento. Conforme tus recursos emocionales se utilizan para tratar de lidiar con situaciones desafiantes, disminuye tu sentido de bienestar y tu capacidad de cuidar a los miembros de tu empresa y a ti mismo.

La actual crisis del COVID-19 no solo afecta a quienes luchan en las líneas del frente, sino también a las personas que trabajan desde casa, equilibrando responsabilidades personales sin ayuda externa.

Los siguientes tres pasos pueden ayudar para enfrentar el cansancio emocional:

Reduce el gasto de tus emociones

El primer paso para reducir el consumo de recursos emocionales consiste en reconocer las circunstancias que los agotan, y limitar su exposición a estas.

Un ejemplo es enfrentar la incertidumbre laboral durante la pandemia. Involucrarse en conversaciones apocalípticas con un colegas negativos puede incrementar tu ansiedad, lo mejor es enfocarse en lo que funciona bien y evitar desgastar tus emociones.

Aprende a conservar

El siguiente paso es aprender a operar con mayor eficiencia emocional a través de técnicas que regulen las emociones, como el reconocer los sentimientos y reevaluar experiencias estresantes.

Puedes utilizar dos estrategias para reencuadrar lo que experimentan tu y tus colaboradores.

Este artículo te interesará: Sí, delegar es una herramienta para las empresas

La primera consiste en analizar el contexto general. Revisa que parte de la disrupción que están enfrentando en tu empresa es normal y cuál incomodidad. De esta forma podrás enfrentarte puntualmente a esos retos que sí son necesarios.

La segunda es mantenerte conectado a tus valores centrales, te servirán como un ‘ancla’ en los momentos en los que el cansancio emocional afecta más tus labores y vida personal. Cada vez que recuerdes esos valores tendrás un motivo para seguir adelante.

Repón combustible

La otra estrategia fundamental para prevenir el agotamiento emocional es asegurarse de rellenar el tanque de combustible.

Una forma de elevar sus reservas consiste en involucrarse en actividades no laborales como salir a caminar, conectarse con amigos en Zoom o realizar pasatiempos.

Las prácticas de plenitud de conciencia, como el enfocarse en su respiración, pasar 10 minutos pensando acerca de las cosas de las que estás agradecido u observar intencionalmente las cosas positivas son otra forma de recuperarse.

Realiza una rutina, como poner música en una determinada hora, salir a caminar, meditar, hacer ejercicio todos los días. Reserva este espacio de tiempo y disfrutalo.

Con información de Monique Valcour, instructora ejecutiva y profesora de administración HBR.org

¿Tu empresa necesita un crédito? En Credijusto le damos el mejor financiamiento, adaptado a sus necesidades y siempre acompañado por un experto.