Las 6 preguntas antes de comenzar un proyecto en tu empresa

Saber cuándo comenzar un proyecto para tu empresa es un factor clave para el éxito. Si comienza demasiado rápido, es probable que no haya hecho una planeación correcta– e incluso que el proyecto fracase por completo. Entonces, ¿cómo saber cuándo es el momento de empezar?

La curva en S, un método popularizado en los 1960s por E.M. Rogers para evaluar qué tan rápidamente las innovaciones penetrarían en el mercado, puede ayudar a los tomadores de decisiones a visualizar el momento adecuado para iniciar un proyecto.

La base de la curva en S es una fase de bajo y lento crecimiento. Lento es un término relativo; en nuestra era de rápida innovación, nadie puede permitirse ser demasiado lento. Sin embargo, para la empresa que explora una idea, la base de la curva representa un periodo de investigación en el que se han comprometido relativamente pocos recursos.

Durante esta fase, deberías buscar respuesta a seis preguntas:

1.- ¿El proyecto se ha realizado antes? 

Explora qué problema le resolverá a tus clientes objetivo y si es que se enfrentará a competidores ya establecidos. De ser así, ¿tu idea tiene una característica distintiva que pueda darle una ventaja?

Define el nicho que espera llenar en el mercado. Entre más nueva sea la idea, será necesario más tiempo en la parte baja de la curva en S para explorarla.

2.- ¿Estoy aventurándome a un mercado nuevo? 

Entre más se aleje el proyecto de tu negocio central, más tiempo necesitará en la parte baja de la curva. Además, considera el número de proyectos que ya tienes fuera del núcleo de su negocio. Demasiados proyectos al mismo tiempo podrían poner en riesgo a tu empresa.

3.- ¿Puedo definir claramente el alcance? 

Si tienes menos del 50% de claridad respecto a lo que ofrecerá el proyecto, sigue refinándolo. Apunta a tener definidos de un 80% a un 90% de los requerimientos antes de avanzar a la etapa de un proyecto completo.

Este artículo te interesará: ¿Cómo el crédito puede fortalecer mi empresa?

4.- ¿Cuál es el costo de la inversión?

Esto puede incluir el determinar los recursos necesarios y si es que están disponibles en la empresa o será necesario adquirirlos externamente. ¿Esto es algo a lo que quiera y pueda comprometerme? Clarifica antes de comenzar el proyecto quién va a pagar por este, además de asegurar el compromiso de recursos, incluyendo el tiempo que le dedicarán los ejecutivos.

5.- ¿Tengo el respaldo de líderes clave y de la organización en general?

La fase de exploración debería reunir una masa crítica alrededor del proyecto. Si existe la voluntad institucional, es muy probable que los demás recursos estén disponibles.

6.- ¿Cuál es el calendario?

Los proyectos que no se planifican y no avanzan son costosos y es improbable que produzcan resultados satisfactorios.

Establece un calendario. Duda de aquellos calendarios de proyecto que no incluyan la fase de exploración.

Eventualmente, llegará a un punto de inflexión: será el momento de cancelar la idea o desarrollarla activamente. Esta parte de la curva en S es donde oficialmente inicia la creación del proyecto, si es que continuarán. Cuando el proyecto se lanza, debería estar listo para salir, descendiendo rápidamente por la última parte de la curva.

Los proyectos deberían iniciar sólo después de haber identificado y atendido las necesidades críticas, no antes. La parte baja de la curva en S le da el tiempo de hacer justamente eso. Comenzar un proyecto sólo cuando están listos para ejecutarlo maximiza la posibilidad de éxito.

Con información de Antonio Nieto-Rodriguez autor de “The Project Revolution” y cofundador del Strategy Implementation Institute. Whitney Johnson es instructora ejecutiva y autora de “Disrupt Yourself.”

¿Tu empresa necesita un crédito? En Credijusto le damos el mejor financiamiento, adaptado a sus necesidades y siempre acompañado por un experto.