¿Qué es el groupthink? ¿Cómo evitarlo en tu empresa?

Un conjunto más amplio de conocimientos no siempre garantiza tomar mejores decisiones. De hecho, debido a una sobredependencia en la jerarquía y al deseo de preservar la armonía, muchos grupos caen en el “groupthink.”

¿Qué es el groupthik?

El groupthink es la tendencia de los miembros de un equipo a ajustarse a las opiniones de ciertos individuos. Esto puede llevar a una distorsión en la decisión del grupo.

Esto no significa que los grupos no deberían tomar decisiones juntos, pero necesitas crear el proceso correcto para hacerlo con estas 7 estrategias:

1.- Mantén un grupo pequeño

Los grupos con 7 o más integrantes son más susceptibles a evaluar la información según sus creencias preexistentes. Mantén el grupo con tres o cinco personas, para reducir los potenciales sesgos.

2.- Organiza grupos heterogéneos y no homogéneos

Varios estudios han encontrado que los grupos con opiniones y creencias homogéneas tienen una mayor tendencia a la toma de decisiones sesgada.

Los equipos heterogéneos, que tienen puntos de vista opuestos, a menudo contrarrestan los sesgos con mayor eficiencia.

3.- Designa disidentes

Una forma de contrarrestar las indeseables tendencias al groupthink consiste en designar a un “abogado del diablo.” Esta persona tiene la tarea de actuar como una fuerza en contra del consenso del grupo. 

4.- Reúne opiniones independientes

Recaba opiniones individuales antes de que las personas compartan sus pensamientos con el resto del grupo. Pídeles que graben sus ideas en un documento compartido en forma anónima. 

Después pídele al grupo que evalúe las ideas propuestas, una vez más, de forma independiente y anónima.

5.- Brinda un espacio seguro para hablar

Si quieres que las personas compartan sus opiniones, necesitas sentir que pueden hablar sin miedo a represalias.

Hay tres elementos básicos que son necesarios para crear un espacio seguro. 

  1. Primero, enfoca la retroalimentación en la decisión, no en el individuo. 
  2. Segundo, expresa los comentarios como una sugerencia, no como una orden.
  3. Tercero, expresa la retroalimentación en una forma que muestre que aprecias a los individuos que trabajan hacia su meta conjunta.

6.- No dependas de los expertos

Los expertos pueden ayudar a los grupos a tomar decisiones más informadas, pero la confianza ciega en las opiniones expertas puede aumentar los sesgos y llevar a juicios excesivamente confiados.

Por tanto, cuando invites a expertos a dar su opinión sobre un tema, asegúrate de posicionarlos como personas informadas.

7.-  Comparte la responsabilidad colectiva

Cuando un individuo es responsable de seleccionar a los miembros del grupo, organizar la agenda y comunicar los resultados, los sesgos de esa persona pueden influir fácilmente en la decisión de un equipo completo. 

Esa forma de sesgo puede ser contrarrestada si diferentes roles son asignados a distintos miembros del grupo.

Por supuesto, seguir estos pasos no garantiza que tu equipo tomará una gran decisión. Sin embargo, entre mejor sea la calidad de la interacción entre los miembros durante el proceso, mayores serán sus posibilidades de alcanzar un resultado exitoso sin caer en el groupthink.

Con información de Torben Emmerling, fundador y socio directivo de Affective Advisory. Duncan Rooders es CEO de Single Family Office y consejero estratégico de Affective Advisory