Lo que tu negocio debería invertir en marketing

Uno de los mayores retos que enfrentan las empresas que buscan fortalecerse es atraer a nuevos clientes. Para muchas de ellas esto significa invertir más en marketing, lo que normalmente termina con la contratación de un asesor externo o desarrollando un equipo interno. Sin embargo, esto conlleva una serie de preguntas:

¿Qué parte de mi presupuesto debo destinar a marketing? ¿Debería acudir a una agencia o contratar un equipo interno? ¿Debería invertir en redes sociales?

Te compartimos tres pasos que debes tomar en cuenta antes de empezar una estrategia de marketing. En publicaciones posteriores desarrollaremos a mayor profundidad cada uno de los temas.

1. Ten claro tu propósito y tu valor agregado

No importa cuánto inviertas: si tu empresa no es capaz de comunicar claramente su propósito, no obtendrás nunca los resultados que esperas. Si no sabes cómo puedes enunciar tu propósito, te sugerimos empezar aquí.

2. Define tus objetivos

Muchos esperamos que invertir en marketing genere ventas y mientras más rápido, mejor. Sin embargo, el marketing es mucho más complejo y puede ofrecer diferentes beneficios además de encontrar clientes potenciales. Entre otros: validar necesidades en el mercado, dar a conocer tu marca, confirmar o refutar hipótesis sobre tu oferta de valor, o encontrar áreas de oportunidad en tus productos o servicios.

Para evitar desembolsos innecesarios, debes tener claro qué es lo que quieres lograr con tu estrategia de marketing. De esto dependerá el resto de las decisiones que tomes.

3. Asigna un presupuesto

Aunque cada empresa tiene necesidades diferentes, un negocio que factura menos de 100 millones de pesos al año, deberá invertir entre un 5% y un 10% de sus ventas. Esto debe incluir cualquier gasto relacionado, incluyendo la planilla del equipo de marketing.

4. Mide tus resultados

Como con cualquier inversión, es importante que evalúes los resultados midiendo tu retorno de inversión (ROI), sobretodo si tu objetivo es de ventas inmediatas. Este se calcula dividiendo el monto de ventas generado por marketing entre la inversión que destinaste a ello. Por ejemplo, si invertiste $500,000 pesos y generaste $1,500,000, tu ROI será de 3x; es decir, generaste 3 pesos por cada peso invertido.

En una próxima entrada detallaremos cómo diseñar tu estrategia y distribuir tu inversión, así como consejos para decidir a quién contratar para tu equipo de marketing y qué puedes contratar por fuera.

Si deseas recibir consejos más avanzados sobre tu industria, suscríbete y te compartiremos contenido relevante para tu empresa.