¿Qué es design thinking?

Design thinking es una metodología que pone en el centro al usuario para entender mejor sus necesidades, retar los supuestos y resolver problemas estratégicos de negocio. Aunque su nombre supondría que es usado exclusivamente por diseñadores, esta herramienta es tan sencilla que no necesitas conocimiento previo en diseño para poder aplicarla.

Una de las más grandes ventajas de design thinking es que nunca termina; es decir, al ser iterativa, entiende que el mundo y los usuarios cambian constantemente y que lo que funciona hoy, podría dejar de funcionar mañana. Para lograr esta flexibilidad, la herramienta consta solamente de 5 pasos e incentiva a quien la aplica a hacerlo lo más práctico y veloz posible.

Estos son los 5 pasos del design thinking

  1. Empatiza con tus usuarios. Realiza entrevistas estructuradas y procura evitar preguntas relacionadas a tus productos. En cambio, busca que te cuenten sobre las últimas veces que han tenido que interactuar con productos como el tuyo y entender: ¿qué sintieron? ¿Por qué eligieron lo que eligieron? ¿Cómo se sintieron después?
  2. Define el problema. Utiliza las conclusiones de las entrevistas para establecer potenciales problemas que enfrentan tus usuarios o sus necesidades no cubiertas. ¡Aún no es tiempo de solucionarlas!
  3. Idea posibles soluciones. Intenta romper con tus propios paradigmas. Céntrate en las necesidades de tus usuarios y no forces lo que crees que es la solución ideal. Aunque suene inviable, ¡usa tu imaginación! Y recuerda: entre más simple mejor.
  4. Prototipa. No tienes que manufacturar un producto terminado o estético para probar tus hipótesis. Puedes generar prototipos con cartón o con páginas web muy sencillas. Recuerda que estás vas a validar unas cuantas hipótesis, no el producto completo.
  5. Prueba y aprende. Mira cómo utilizan los usuarios tus prototipos y evalúa si la solución que ofreciste comprueba o refuta tus hipótesis. Es importante que hagas preguntas sin predisponer a tus usuarios.
Los 5 pasos del design thinking: empatizar, definir, idear, prototipar, probar.

¿Para qué puedes usar design thinking?

  • Si vas a lanzar nuevos productos o servicios, puedes validar si tus usuarios van a apreciar sus características.
  • Si vas a abrir una página web o lanzar una aplicación, puedes validar cuáles son las características que tus usuarios encontrarán más útiles o deseables.
  • Si estás teniendo bajo desempeño en tu página web o tienda en línea, podrás encontrar cuáles son los problemas a los que se enfrentan tus usuarios.
  • Si vas a lanzar un nuevo negocio o empresa, te servirá para confirmar si lo que ofrecerás es algo que los usuarios esperan y encontrarían útil o si tu propósito coincide con sus valores.

Si deseas más información, consulta esta fuente.