Dirigir una empresa requiere de mucho tiempo, por lo que tener una agenda es fundamental.