Las personas exitosas están programadas para “lograrlo en grande o irse a casa” y plantean