Cuando la presión de alcanzar los objetivos es elevada los equipos de ventas pueden volverse